1366_2000 (1)

Los beneficios de jugar con otros txikis

Desde su más tierna infancia, los niños aprenden a jugar con sus semejantes. Los beneficios del juego son indiscutibles, y desde que son bebés es bueno potenciarlo y responder a su vertiente lúdica. Hay muchas maneras de jugar, pero aquí vamos a contarte los beneficios más relevantes de jugar con otros pequeños. Algunos compartidos con el juego en solitario, otros específicos del grupo. ¡Leelos y toma buena nota!

Habilidades sociales

Los bebés y niños, lo primero que interiorizan es saber que hacer con los objetos que les rodean, experimentar con ellos y descubrirlos… más allá de lo juguetes, cualquier objeto puede servir para jugar o divertirse con él. ¡¡Demos rienda suelta a su imaginación!! Como padres generalmente solemos darles herramientas para que los niños se diviertan, pero no siempre ellos saben cómo utilizarlos. El juego con otros niños es más importante de lo que pensamos.

 

Blog: Eres Mamá

Cuando juegan con otros niños de su edad, a diferencia de si lo hacen solos, descubren que hay reglas de casualidad, probabilidad o reglas de conducta Y estas deben seguirse si quiere que los demás jueguen con ellos. Además les ayuda a promover sus habilidades sociales. El juego con otros niños propicia a los pequeños formarse una idea de sí mismos, los roles y el desenvolvimiento de su entorno.

 

Blog: Bebés y más

Ejercicio físico

El juego estimula también el desarrollo físico, especialmente en edad escolar. Es en esta edad cuando los movimientos entran en acción de manera más clara. Hay estudios sobre juego en el escolar y en el joven, que ponen de manifiesto la relación entre el juego activo o inactivo y el índice de su masa corporal. Está comprobado, según los expertos, que las actividades sedentarias como ver televisión o los videojuego: fomentan la obesidad. Por tanto, podemos concluir que hacer ejercicio físico en juegos con otros niños es la mejor receta contra la obesidad infantil.

 

Blog: Bebés y más

 

Otro ejemplo de los beneficios que les aporta a los pequeños jugar con sus semejantes está en valorar su esfuerzo y valía. Esto se demuestra, por ejemplo, en las competiciones deportivas escolares. En estos contextos el niño aprende a jugar en equipo, esforzarse para lograr un objetivo común y a ayudar a sus compañeros de equipo. Asimismo, es positivo asociar la competitividad a la faceta  más sana del deporte y no a la “lucha”. Por ejemplo, el deporte no ha de orientarse competitivamente, hacia el “deportista de élite” u otras prácticas antideportivas.

Ni vencedores ni vencidos

Podemos concluir que los beneficios de jugar con otros son niños es un sinónimo de simpatía, respeto y cooperación, evitando el concepto de vencedores y perdedores. De este modo, jugando se aprende a armonizar y disfrutar en sociedad, en sus pequeños grupos de amigos y familia. En definitiva, los niños siguen socializándose con el juego y jugando también con otros niños y niñas de su edad.

En nuestro hotel contamos también con un espacio pensado para la diversión de tus pequeños. Se llama Kids Club y es el lugar perfecto para que los niños disfruten mientras los padres se relajan en nuestro lobby bar. ¡Ven y conócelo!

 

 

 

 

0 Comentarios

Deja tu comentario